Por eso esperaba con la carita empapada a que legaras con conchas con mil conchas para mí