Ámate mucho especialmente en los días no tan buenos.