Con que Diosito sepa mis ingresos está bien. Ya declararlos al SAT es avaricia.

1