Cuando estás en tu casa haciendo locuras y tocan la puerta.