Cuando me mandan a picar cebolla y aprovecho para tirarme una lloradita. Ay la cebolla