Cuando subes de peso para interpretar a un personaje y recuerdas que no eres actor.