De puro leer a Rius que con sus entrañables dibujos y buenos libros nos enseñó más que cualquier libro escolar si supieran lo idiota que antes era.