Dios sabe en que tiempo entregarte cada cosa que pides. XI ESCRIBELO

2