El de Cinépolis notando que mi mochila huele a tostadas de tinga y pozole.