El demonio llevándome porque no corrí rápido cuando apague la luz