EPor que Cuando las relaciones son toxicas el delicioso es jodidamente exquisito