Eso no es cierto. Y la ouija le contestó: Tú eres joto. CAÑITAS