Este joven de 22 años demuestra que para el amor no existen edades y se casó con una multimillonaria de 72 años.