Estoy en esa edad donde los viejitos me coquetean y los morritos también... no se si dejarme levar por el money o por el colágeno puro