Hemos llegado al punto donde la gente no renuncia porque no quiere trabajar. Renuncian buscando paz mental y eso es distinto. El Sistema Laboral arraza con la salud mental y emocional de cualquiera.