Me decía mi gordo hermoso le revisé el celular y éramos un corral de marranos