Qué feo es pasar del te quiero al te quería. Pero es más feo no traer dinero y pasar por la taquería.