Que les valga si en mi pubertad odiaba él reggaeton ya cambié y ahora soy la reina del perreo.