Si te sientes triste sal a trotar y te darás cuenta que tu estado físico es peor que tu estado emocional.