Solo los locos y los solitarios pueden permitirse el lujo de ser cllos mismos. Porque los solitarios no necesitan complacer a nadie y a los locos no les importa ser incomprendidos. huutes Bukuneski