Tal vez el amor de tu vida está en Rusia y tú llorando por el de Tabasco.