Uno te quema y el otro te electrocuta