yo bajando del brincolin poniéndome unos tenis más chidos que los míos