Se hace el celoso pero agárrele el celular y fijate como se le baja la presión al distinguido Esperancito.